Uncategorized

La Confederación Hidrográfica del Ebro llevará a cabo una retirada periódica de sedimentos de los ríos

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) anunció ayer en Andosilla, a 11 alcaldes de localidades afectadas por las riadas, 9 de ellos de la Merindad de Estella, que ese organismo asumirá las acciones que se puedan integrar en las obras de emergencia que pueda impulsar el MAGRAMA. Así lo ha manifestó el presidente, Xavier de Pedro, aunque advirtió que “no se intervendrá antes de mes y medio”.

Los municipios remitirán la valoración de daños, estimada en 4,8 millones de euros, tanto al Gobierno de Navarra como a la Confederación Hidrográfica del Ebro. Ha advertido que se intervendrá en el menor tiempo posible cuando lo permitan los caudales del rio. Ahora bien, ha señalado que los ayuntammientos pueden acomter obras de urgencia.

El consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente Administración Local, Javier Esparza, ha anunciado hoy que el Gobierno de Navarra, como ya se hizo en 2013, sufragará las actuaciones más urgentes.

La Confederación ha llegado a un acuerdo con el Gobierno para llevar a cabo una retirada periódica de sedimentos en el río Ebro.

El encuentro ha analizado el imapcto las zonas afectadas. por las inundaciones de los días 31 de enero y 1 de febrero de 2015 en Navarra. En concreto, han asistido los alcaldes de Andosilla, Milagro, Azagra, Carcar, Lerín, San Adrián, Lodosa, Sartaguda, Mendavia, Viana y Ribaforada.

Comentarios