Uncategorized

El rejoneador estellés Pablo Hermoso de Mendoza triunfa en el coliseo romano de Nimes, en el Midi de Francia

El rejoneador estellés Pablo Hermoso de Mendoza anteayer, en el coliseo romano de Nimes, en Francia, salió a hombros al cortar dos orejas al primero, con silencio, en el segundo, mientras que Enrique Ponce, ovación y 4 orejas. Mil kilómetros en 14 horas tuvo que hacer, tras el desencanto de Madrid.
No tuvo suerte con los toros que le tocaron en Madrid, lo que le privó del triunfo. Con el cartel de no hay billetes, el saldo fue de silencio y ovación, al igual que Fermín Bohórquez. De las 26 comparecencias del centauro navarro en Las Ventas, ha sido el lote más difícil que le ha tocado lidiar, del hierro salmantino de San Pelayo. Leonardo Hernández, abrió la puerta grande con 3 orejas, dos al primero.

Comentarios